Responsabilidad del sector privado con la Seguridad Vial


Con la emisión de la Ley 1503 de 2011 “Por la cual se promueve la formación de hábitos comportamientos y conductas seguras en las vías”; Resolución 1565 de 2014 “Guía metodológica para elaborar el PESV”; Decreto 1079 de 2015 “Decreto único del Sector Transporte”; Decreto 431 de 2017 y resolución 3246 de 2018; el Gobierno Nacional ha pretendido establecer lineamientos para atacar un asunto de salud pública como lo es la siniestralidad vial, pues de acuerdo al observatorio de Seguridad Vial (ONSV) el número de víctimas fatales ha pasado de 6.136 personas fallecidas en el 2012 a 7.158 personas fallecidas en el 2016, disminuyendo un poco entre 2017 y 2018, siendo la principal causa (40,1%) el exceso de velocidad.

Conforme a la normatividad la responsabilidad se ha delegado a las empresas del sector público o privado estableciendo en la Ley 1503, artículo 12 que “ Toda entidad, organización o empresa del sector público o privado que para cumplir sus fines misionales o en el desarrollo de sus actividades posea, fabrique, ensamble, comercialice, contrate, o administre flotas de vehículos automotores o no automotores superiores a diez (10) unidades, o contrate o administre personal de conductores, contribuirán al objeto de la presente ley. Entendiendo que cuando se habla de contratar o administrar personal de conductores es más de una persona. Pues las empresas deberán enfocar esfuerzos desde su parte operativa en mantenimiento de su flota y capacitando a sus conductores en pro de la seguridad vial, pero también tendrá la responsabilidad desde el escenario de formación a todos sus colaboradores estableciendo estrategias como capacitaciones, jornadas lúdicas para generar compromiso, conciencia y fortalecer la cultura de Seguridad Vial a todo nivel de las organizaciones; pues como parte de la Responsabilidad Social Empresarial, una organización debe velar por el bienestar de todos sus colaboradores y partes interesadas.

César Augusto Pérez Palomino

Experto en Seguridad Vial

¿Cuál es mi propósito de vida?

Tal vez esta es una pregunta recurrente, pero ¿que hemos hecho para poder dar respuesta a tan trascendental pregunta?

Navegando por ahí, me encontré con una página, en la que pude encontrar algunos tips bastante interesantes que pueden contribuir a resolver mi gran interrogante.

El primer aspecto que me ha hecho reflexionar, es la importancia que tiene el tiempo. Tal vez hemos escuchado aquel refrán que dice “El tiempo es oro” pero no dimensionamos realmente lo que esto significa.

Es posible que en las horas que tenemos consientes durante el día, gran parte sea tiempo perdido. Pero este tiempo no hace referencia a las horas que puedo pasar frente al pc o móvil chequeando mis redes sociales, o tal vez “descansando” en el sillón de mi casa, hace referencia al tiempo que dedico mi tiempo en criticar, hablar mal de mí prójimo, es decir; realizar alguna actividad que no me permite crecer personalmente o aportar de manera positiva a mi entorno.

Aquí, me permito describir las 4 de las 10 herramientas (adaptadas de acuerdo a mi criterio) para estar consiente en todo momento:

  1.  Planea qué es lo que quieres lograr. Si tienes claro el objetivo por el cual estás luchando, pondrás todas tus energías para conseguirlo.
  2. Planea en la noche lo que vas a realizar el día siguiente. No dejes que el reloj despertador controle tu vida.
  3. Sin importar tu ideología, levántate 10 minutos más temprano para dar gracias a la vida, al creador, por una nueva oportunidad, un nuevo día.
  4. Repasa tu día. Analiza cuales obstáculos se presentaron y te impidieron alcanzar tu objetivo.

Empezaré esta semana a aplicar en mi vida éstas 4 herramientas. En una próxima entrada les contaré las otras 6.

Felíz inicio de semana.

Referencia http://www.aishlatino.com/e/48c/48417697.html